Empleo público y empleo privado

La primera decisión que debemos tomar cuando nos decidimos a buscar un trabajo por cuenta ajena es si queremos hacerlo trabajando para las Administraciones, es decir empleo público, o si por el contrario queremos trabajar para empresas es decir empleo privado. También podemos combinar ambas opciones aunque lógicamente el tiempo dedicado a una de ellas le restará tiempo a la otra.

Empleo público

Para tener acceso a un puesto de trabajo de empleo público es necesario en la mayoría de los casos, salvo puestos temporales de ámbito local, de al menos una prueba escrita, la cual requiere cierta preparación, denominada oposiciones y que deberemos superar en ocasiones con buena calificación. La convocatoria para realizar las pruebas la realiza la propia Administración para la que se ofrecen los puestos de trabajo y se hace pública con la suficiente antelación para que los aspirantes puedan acceder a las misma y así poder preparar los contenidos de los temarios.

La información completa de la convocatoria se pública en el boletín oficial al que pertenezca la administración siendo ésta central o autonómica, en las dependencias de la misma y normalmente en los medios de comunicación. Otra fuente que puede tenernos al día de las convocatorias son las academias de nuestra localidad especializadas en la preparación de oposiciones. Entre otros datos lo que puede interesarnos para decidirnos es: categoría del puesto, número de plazas, fecha, lugar, temario, proceso de inscripción y requisitos.

Empleo privado

Para tener acceso a un puesto de trabajo de empleo privado suele ser necesario realizar una prueba de aptitud acorde con el puesto vacante acompañada a veces de un test psicotécnico. Dicha prueba nos resultará relativamente accesible si nuestra formación y experiencia son acordes con los requisitos solicitados para el puesto vacante.

A veces también hay que cumplir con el trámite de tener al menos una entrevista con un responsable de la empresa cuyas funciones podrán ser: responsable del departamento del puesto vacante, responsable de recursos humanos, gerente o propietario en caso de ser una empresa pequeña.  En ocasiones podrán estar presentes más de un responsable de la empresa de los citados anteriormente. En caso de ser convocados en una segunda ocasión es muy posible que sea para confirmarnos que nos han seleccionado y para negociar la remuneración salarial.

¿Cual es la mejor opción empleo público o empleo privado?

El empleo privado es la opción elegida por la mayoría de las personas principalmente por dos razones. En primer lugar por que hay más posibilidades de poder trabajar a medio plazo dado que en el empleo público las convocatorias son ocasionales y de difícil superación. En segundo lugar no requiere ni un coste económico ni una dedicación casi exclusiva de nuestro tiempo. Para acceder al empleo público en muchas ocasiones tendremos que recurrir a academias especializadas en la preparación de oposiciones, sobretodo sino tenemos hábito de estudio, ello supondrá un coste adicional. Otro inconveniente son las horas que tendremos que dedicar diariamente al estudio renunciando al tiempo que le dedicamos a otras cosas.